Firmafy - Firma electrónica para empresas
Firmafy - Firma electrónica para empresas
Antes de la llegada de la pandemia, las empresas podían elegir entre la digitalización de sus procesos de trabajo o la apuesta por un modelo más tradicional.

Pero tras la aparición del Covid-19 esta decisión de digitalizar o no los procesos de trabajo se convirtió en una obligación de vital importancia.

Los desafíos a los que se tuvieron que enfrentar las organizaciones y todos sus trabajadores provocaron una evolución y una reinvención que a día de hoy se mantiene más activa que nunca.

La transformación digital se ha instalado como propuesta de valor indiscutible para todas las empresas que quieran continuar desarrollándose y mejorando en los diferentes mercados. Por tanto, ya no es una mera decisión.

A día de hoy, la digitalización refuerza la imagen y la reputación de las empresas por lo que deja de ser una simple opción y se convierte en la acción fundamental de la que depende todo el negocio.

 

¿Se ha convertido la digitalización de las empresas en una necesidad?

Las empresas que estén preparadas para avanzar hacia el futuro serán quienes resistan y salgan fortalecidas tras los nuevos cambios.

La relación con el entorno ha cambiado, los procesos de trabajo son diferentes y para obtener beneficios es tarea fundamental reorganizar las estrategias e implementar las nuevas tecnologías en las oficinas.

Decir adiós al pasado se ha convertido en el lema fundamental y en la propuesta de valor de todas las compañías.

¿Por qué es tan importante la transformación digital?

Los avances de la tecnología y la transformación digital han llegado para implantar medidas que fomenten la eficiencia en los puestos de trabajo y en todas y cada una de las operaciones realizadas.

Esto provoca que las habilidades técnicas de los empleados de los diferentes departamentos se vean desarrolladas y mejoradas al permitir simplificar las tareas más repetitivas.

Los empleados están recibiendo con agrado la digitalización de los procesos que fomentan la agilidad y eficacia del trabajo, lo que les permite ser más productivos en su día a día.

Además, la creación de un entorno tecnológico y digital permite la adquisición de conocimientos innovadores por parte de los empleados, lo que les invita a querer aprender cada día un poco más.

Esto conlleva la consolidación de un buen ambiente de trabajo laboral en el que los equipos están unidos y luchando por una misma estrategia.

¿Qué ventajas aporta la digitalización a una empresa?

La digitalización permite optimizar los recursos y reducir costes de producción, logística y mantenimiento.

Además, la apuesta por la digitalización incluye la adopción de medidas sostenibles que impulsan la consecución de las ODS y la preservación de los recursos naturales.

Reducir el impacto medioambiental y apostar por medidas que luchen por minimizar la huella de carbono, aporta un valor añadido para las empresas.

Cada vez son más las personas que se decantan por organizaciones que incluyen entre sus manuales de trabajo la responsabilidad y la sostenibilidad como indicadores clave.

La digitalización mejora la reputación de la empresa y contribuye a que el número de clientes e inversores interesados en dicha compañía aumenten.

¿Es la transformación digital la gran aliada del teletrabajo?

La digitalización de los procesos de trabajo influye en la capacidad de los empleados para trabajar de manera remota.

La adaptación y la reconversión de las propuestas de valor tradicionales por los modelos avanzados con miras hacia el futuro, ofrecen una mayor flexibilidad a los trabajadores que pueden realizar sus tareas desde casa.

Ya no es necesario desplazarse día tras día hasta las empresas para desarrollar las tareas.

Como veis, el cambio ha llegado para quedarse. Las empresas que han optado por la digitalización, tras ver los grandes beneficios que supone, quieren ir siempre un paso más allá.

¿Qué pasa con las empresas que no implementan la digitalización en sus negocios?

Las empresas que no aparezcan en Internet al realizar una búsqueda no existen.

Muchos clientes antes de utilizar un servicio buscan referencias en la web. Parece una actividad automatizada por muchos, especialmente por los más jóvenes.

Por ejemplo, cuando una familia se va a reunir para almorzar, muchas veces uno de los integrantes del grupo decide realizar una búsqueda en internet: “restaurantes donde comer bien y barato en Granada”.

Aparecen varios lugares que coinciden con la búsqueda. Entonces, el usuario comienza a leer opiniones: “comida casera y de calidad”, “comida detestable, no volvería a este lugar”, “increíble experiencia”, etc.

Los comentarios son diversos, pero tras realizar una hojeada a varios de ellos, se toma una decisión. ¿Qué pasa si tu restaurante no aparecía en la búsqueda? Entonces sabes que las opciones para que estos clientes lo visiten son nulas.

Que tu empresa no aparezca en Internet o no tenga reseñas, comentarios u opiniones sobre los productos o servicios que ofrece traslada a tu organización hasta la inexistencia.

Lo mismo ocurre cuando una empresa no opta por la transformación digital. Muchos clientes la tacharán de anticuada y de no ajustarse a los nuevos tiempos y a las nuevas tendencias. Esto supondrá una pérdida de credibilidad.

¿Son más fuertes las compañías que apuestan por la digitalización?

Como hemos visto, las organizaciones que apuesta por la transformación digital como método de trabajo y que encaminan la vida de su empresa a través de Internet, redes sociales, innovación y sostenibilidad adquieren una mayor relevancia.

Los clientes valoran cada vez más el uso de la tecnología y la digitalización de los procesos.

Una empresa que implemente medidas innovadoras y sostenibles tendrá una ventaja competitiva frente a otra organización que prefiera establecer un límite entre el futuro y el trabajo tradicional.

Queda claro que el futuro es digital. Por eso, es fundamental apostar por las alianzas y la anexión a empresas que promuevan este cambio.

 

La firma electrónica para tu empresa

¿Cómo implementar una medida sostenible e innovadora?

Si no sabes por dónde empezar, Firmafy te acerca a tu objetivo.

La firma electrónica de Firmafy permite ahorrar costes y agilizar el ritmo de trabajo en tu empresa.

Además, está adaptada totalmente al teletrabajo ya que se pueden realizar las tareas de rúbrica desde cualquier lugar.

 

¿Qué se necesita para firmar de manera válida y totalmente legal con Firmafy?

Únicamente es necesario tener un dispositivo móvil.

Se enviará un código OTP que permitirá trazar la rúbrica en la pantalla del móvil con total validez jurídica, sin necesidad de usar en ningún momento papel.

Hay que destacar que Firmafy es la única firma electrónica que incluye hasta 5 evidencias que garantizan la identidad del firmante y validez del documento firmado.

Aparte del código OTP, cada firma electrónica realizada con Firmafy incluye un código CSV; un sellado de tiempo, una firma biométrica y una auditoría completa de todo el proceso de firma.

De esta manera, Firmafy, garantizando plena validez legal a tu firma sin utilizar papel en todo el procedimiento, provoca que tu empresa de un paso más hacia la consolidación de las ODS apostando por la sostenibilidad, por la cultura paperless y por las oficinas libres del uso de papel.

Reinventar las oficinas y apostar por zonas en las que se elimine al 100% el uso de papel es una tarea fundamental, ya que la tala masiva de árboles supone un grave problema para el medioambiente.

Como ves, el proceso de firma electrónica con Firmafy es muy sencillo. Si deseas saber cómo realizar tu primera firma con Firmafy puedes acceder a nuestro blog donde te explicamos cómo se firma paso a paso.

Si quieres acceder a una prueba gratuita también tienes la opción para conocer de primera mano si el proceso de firma te parece sencillo.

¿Consideras importante la transformación digital de tu empresa? ¿Crees que basar la propuesta de valor en la digitalización supone un punto de distinción?

Estamos encantados de leer qué opinas sobre el futuro de las empresas. No olvides dejar más abajo tu comentario.