Firmafy - Firma electrónica para empresas
Firmafy - Firma electrónica para empresas

España se suma a la lucha por la reducción de las emisiones de CO2 a la atmósfera y concreta una serie de objetivos a implantar en las empresas del país.

Hasta el momento, registrar la huella de carbono era una decisión voluntaria para las empresas.

Pero a través de la Ley 7/2021 de cambio climático y transición energética las empresas españolas estarán obligadas a reducir su huella de carbono a lo largo de este año 2022.

 

¿Qué es la huella de carbono?

La huella de carbono es un indicador ambiental que refleja el porcentaje de gases de efecto invernadero que emite una determinada empresa a la atmósfera a través de la realización de sus actividades.

Estos gases son emitidos por efecto directo o indirecto a través de la actividad, por lo que es muy importante tener conocimiento del porcentaje de gases que se emiten para realizar un control sobre los mismos.

Por eso, presentar un plan en el que se incluya un diagnóstico sobre los gases emitidos en un período de tiempo, que podría concretarse en 1 año, es imprescindible para mejorar la eficiencia energética.

Es importante detectar los puntos de mejora para reducir el impacto medioambiental.

El objetivo de la Unión Europea es reducir las emisiones de gases de efecto invernadero en más de un 50%.

La firma electrónica para tu empresa

¿Cómo se calcula la huella de carbono de una empresa?

Para calcular la huella de carbono es necesario conocer los datos de actividad y el factor de emisión.

Los datos de actividad corresponden a los niveles de emisiones de gases de efecto invernadero, por ejemplo, la cantidad de gas natural usado en una determinada empresa.

El factor de emisión hace referencia a la cantidad de gases de efecto invernadero que se emiten por cada unidad del parámetro.

Huella de carbono = Dato de Actividad x Factor de Emisión.

 

¿Sabías que existe un Registro de huella de carbono, compensación y proyectos de absorción de dióxido de carbono?

Para las empresas es fundamental que exista un registro oficial de la huella de carbono para que conozcan cómo afecta su actividad en la lucha contra el cambio climático.

El Registro de huella de carbono, compensación y proyectos de absorción es un registro nacional creado a partir del Real Decreto 163/2014, de 14 de marzo.

Su objetivo es fomentar el cálculo y la reducción de la huella de carbono de las organizaciones españolas.

 

¿Qué datos necesitas para reducir la huella de carbono de tu empresa?

Existen 3 alcances diferentes para calcular la huella de carbono:

  • Alcance 1. Emisiones directas, que proceden de la actividad de la empresa, por ejemplo, datos de consumo de combustibles fósiles, como gastos en las oficinas o maquinaria.
  • Alcance 2. Emisiones indirectas, que están asociadas al consumo de energía eléctrica en un plazo determinado.
  • Alcance 3. Emisiones procedentes de viajes de trabajo con medios de transporte externos o compra de productos, gestión de residuos, etc.

 

¿Cómo crear el plan de descarbonización para reducir o compensar la huella de carbono?

Una vez que tu empresa ha calculado su huella de carbono tendrá que crear un programa para reducir las emisiones de CO2 a la atmósfera.

Para ello, tendrá que concretar medidas que conlleven un ahorro de energía y una reducción de consumo de materiales que aporten beneficios también a la empresa.

Es importante inscribirse en el Registro de huella de carbono, compensación y proyectos de absorción de CO2.

Tienes que elegir el año de cálculo y establecer cómo vas a recolectar la información para recopilar los datos de consumo.

Para una correcta inscripción hay que cumplir los siguientes requisitos:

  • Inscribir de manera obligatoria las emisiones de alcance 1 y 2, mientras que la inscripción de las emisiones de alcance 3 es voluntario.
  • Puedes optar por certificar tu huella de carbono acudiendo a un tercero independiente. Esto te ayudará a detectar posibles errores y dará respaldo a tu cálculo.
  • Realizar un Plan de Reducción que incluya medidas para minimizar el impacto.

Una vez que se finalizan todas estas fases, la empresa obtiene un sello que le garantiza su participación en el proceso y demuestra su compromiso en la lucha contra el cambio climático.

Este sello nace con una doble finalidad. Por un lado, facilita a las organizaciones demostrar su participación en el registro y, por otro lado, permite reflejar el grado de esfuerzo acometido por las mismas en la lucha contra el cambio climático.

Hay que destacar que es necesario inscribir en el registro la huella de carbono de 4 años para poder calcular y comparar la reducción de las emisiones de una empresa.

Esta medida se une al scoring de sostenibilidad que tendrán que pasar todas las empresas para disminuir la huella ecológica. 

 

¿Cuál es la evolución de empresas que integran entre su propuesta empresarial la reducción de la huella de carbono?

Las solicitudes recibidas para formar parte del registro de huella de carbono, compensación y proyectos de absorción de dióxido de carbono van en aumento.

En el año 2018 se incorporaron 202 nuevas organizaciones, mientras que en 2019 fueron 270 y en 2020 la cifra aumentó hasta las 375.

Aún se desconocen los datos de 2021 pero se percibe un aumento en cuanto a las solicitudes, ya que el ritmo de crecimiento parece mantenerse.

 

¿Qué ventajas tiene para las empresas apostar por la reducción de la huella de carbono?

No solo aumenta la eficiencia energética y produce un ahorro económico a largo plazo, sino que mejora la imagen y la reputación de la empresa frente a los clientes y consumidores.

Además, produce mejores ventajas competitivas ante la competencia y la posibilidad de acceder a subvenciones y ayudas.

 

¿Cómo puede una empresa reducir su huella de carbono?

Las empresas, con el fin de reducir sus emisiones de CO2 a la atmósfera pueden consumir energías de origen 100% renovables.

Otra opción es reciclar en la propia empresa y apostar por proveedores locales para evitar transportes innecesarios y de larga duración.

Además, pueden invertir en proyectos medioambientales, realizar campañas de sensibilización y apostar por la cultura paperless en la empresa.

 

Firmafy y su compromiso para reducir las emisiones de CO2

Firmafy es una solución de firma electrónica que fomenta la cultura paperless y las oficinas sin papeles.

Con Firmafy podrás firmar todo tipo de documentos con plena validez jurídica, sin necesidad de papel y ahorrarás mucho tiempo en transporte y gestiones, reduciendo costes.

Si te interesa saber más, visita Firmafy e infórmate de todas las ventajas que supone la firma electrónica.

¿Qué piensas sobre la obligación de las empresas de reducir su huella de carbono? ¿Crees que se conseguirá el objetivo de minimizar las emisiones de CO2?

Déjanos tus comentarios más abajo, ¡nos encanta leerte!

La firma electrónica para tu empresa