Existe confusión entre estos términos asociados a la firmar online, y aunque ambas soluciones se usan de forma similar, no son iguales. Estas son las principales diferencias entre la firma electrónica avanzada y el certificado digital.

Escogeremos una u otra, dependiendo de su uso. Estas son las principales diferencias entre la firma electrónica avanzada y el certificado digital.

¿Qué es la firma electrónica avanzada?

La firma electrónica avanzada es un sistema de verificación que permite que una persona firme un documento mediante un medio electrónico u online, quedando constancia del registro de la hora, fecha y medios utilizados para la firma.

Este sistema está regulado por el Reglamento eIDAS, que determina el marco legal para la firma electrónica dentro de la UE.

Para que tenga validez, la normativa indica que debe permitir la identificación del firmante, de forma que sólo esa persona pueda ser la que haya realizado la acción.

Por ejemplo, Firmafy, nuestro sistema de firma electrónica, requiere de la inserción de un código OTP, que el firmante recibe en su teléfono móvil, garantizando un alto nivel de confianza, ya que sólo esa persona accede al dispositivo.

Además, Firmafy recoge los datos biométricos de firma, datos de sellado de tiempo y una completa auditoría del proceso de firma.

La firma online mediante Certificado Digital

El Certificado Digital está regulado por la Ley 59/2003. Para este tipo de firma habría que personarse previamente en un organismo oficial, donde se aporta la identificación de forma presencial que acredita quién es esa persona.

Este sistema requiere del uso de determinados algoritmos criptográficos, que se combinan con una clave para realizar la firma.

Aunque también se usa para firmar documentos online, normalmente este sistema de firma se suele emplear para identificarse ante las diferentes administraciones.

¿En qué se diferencia la firma electrónica avanzada y el certificado digital?

El Certificado Digital está basado en una clave que le otorga una entidad pública y la firma electrónica se realiza a través de un tercero de confianza, como Firmafy, que permite firmar de forma segura el documento.

El Certificado Digital se usa para firmar online e identificarse ante la administración, y la firma electrónica, para identificar online al firmante de cualquier tipo de documento.

La firma electrónica durante el proceso de firma e identificación recoge evidencias electrónicas que acreditan que esa persona es quien firma.

El certificado digital tiene limitaciones ya que normalmente su uso está condicionado a que el usuario disponga en ese momento de un ordenador.

En cambio, la firma electrónica, como Firmafy, se puede utilizar desde cualquier dispositivo: móvil, tablet u ordenador.

Otra ventaja de la firma electrónica con Firmafy es la comodidad, es un proceso sencillo e intuitivo que se inicia desde un enlace.

La firma a través de certificado digital obliga a firmar cada documento de uno en uno. Sin embargo, con Firmafy se pueden firmar varios documentos online a la vez o incluso establecer un orden de firma.

Con el certificado digital, si hay varios firmantes, el proceso de firma es lento. Debe firmar uno primero, y después enviar el documento a la otra parte.

Para firmar con Firmafy, simplemente se sube el documento a la aplicación y se envía. Los firmantes recibirán un mensaje o email con el enlace en el momento, que contiene el documento a firmar y al hacer clic se inicia el proceso de firma.

El documento firmado con certificado digital requiere de un seguimiento y posterior a la firma.

En cambio, con Firmafy, la aplicación se encarga de todo: gestiona, almacena el documento firmado, avisa a los firmantes cuando se haya firmado y entrega el documento con la rúbrica junto a una completa auditoría de firma, que garantiza su validez legal.

Otra ventaja importante de Firmafy es que permite integrar este sistema de firma online con tus programas de gestión de terceros, a través de su API compatible.