Firmafy - Firma electrónica para empresas
Firmafy - Firma electrónica para empresas

Las tareas de rúbrica siempre han requerido diferentes esfuerzos.

Desplazarse hasta un lugar para firmar un documento, escanearlo, duplicarlo tras el proceso de firma, rellenar los datos que faltan, etc.

Desde la aparición de los avances tecnológicos y la apuesta por la transformación digital, los procesos de rúbrica se han vuelto más ágiles y sencillos, pero ¿cuál es la diferencia entre firma electrónica y firma digital?

Seguro que te ha surgido muchas veces la misma duda. Ambos términos, a menudo, son utilizados como sinónimos, pero la realidad es que tienen grandes diferencias.

Además, existen muchos tipos de firma electrónica y quizás no sepas cuál escoger. A continuación, solventamos todas tus dudas y te contamos cuál es la mejor opción.

 

 

¿Qué es la firma electrónica?

La firma electrónica es un concepto legal que equivale a la firma manuscrita.

Según recoge el eIDAS la firma electrónica corresponde a los “datos en formato electrónico anexos a otros datos electrónicos o asociados de manera lógica con ellos que utiliza el firmante para firmar”.

Por tanto, la firma electrónica podría definirse como un conjunto de datos electrónicos que están asociados a un determinado documento.

¿Cómo se puede realizar? La firma electrónica se puede realizar utilizando un lápiz electrónico o simplemente trazando la firma con la yema de los dedos en un dispositivo electrónico.

 

 

¿Cuáles son los requisitos que tiene que cumplir una firma electrónica?

La firma electrónica no se basa en un mero trazo, todas las firmas electrónicas tienen que ajustarse a una serie de requisitos que demuestren su validez:

La firma electrónica tiene que estar vinculada al firmante de manera única e inequívoca y debe permitir su identificación sin ningún tipo de interferencias.

Además, su creación tiene que proceder de datos con un alto nivel de confianza y un control exclusivo y tiene que permitir identificar cualquier modificación de un documento.

Por tanto, la firma electrónica asegura la plena identificación con total certeza del firmante de un documento determinado.

 

 

¿Existen varios tipos de firma electrónica?

La firma electrónica simple se admite como prueba ante un tribunal, pero en ocasiones es necesario complementarla con otros elementos válido e irrefutables

La firma electrónica avanzada es creada a través de medios que permitan identificar al firmante y detectar cambios posteriores.

Además, este tipo de firma tiene que estar vinculada con un firmante de manera totalmente exclusiva.

Por último, encontramos la firma electrónica cualificada que, según el eiDAS, es una firma que se crea mediante un dispositivo cualificado de creación de firmas electrónicas.

 

 

¿Qué es la firma digital?

La firma digital es un conjunto de información encriptada que se añade al final de un documento para certificar y dejar constancia de quién es la persona que ha firmado dicho documento para demostrar su validez.

De esta manera, se puede comprobar de manera inequívoca a la persona que emite un mensaje y que demuestra que un determinado documento no ha sufrido ninguna modificación ni alteración en relación con el documento original.

Al igual que ocurre con la firma electrónica, la firma digital también tiene validez legal y cumple con la normativa jurídica vigente, pero únicamente trata de encriptar los datos de un documento determinado para que éste tenga mayor seguridad.

Así, la firma digital está asociada a un certificado digital o electrónico que pertenece a una única persona.

Por tanto, cuando alguien firma a través de firma digital la identidad de la persona se toma como verídica ya que un organismo ha tenido que comprobar quién es la persona que está asociada a dicho certificado.

 

 

¿En qué se diferencian la firma electrónica y la firma digital?

La firma electrónica tiene naturaleza legal con plena validez jurídica, mientras que, aunque la firma digital también es legal, no tiene per se naturaleza jurídica. Su objetivo es simplemente encriptar los datos de un documento para proporcionarle una mayor seguridad a través de una serie de métodos criptográficos.

La firma electrónica para tu empresa

¿Certificado electrónico o certificado digital?

Otros términos con los que, a menudo, se confunde la firma electrónica son certificado electrónico o certificado digital.

Al contrario de lo que sucede con la firma electrónica y la firma digital, el certificado es igual en ambos casos.

El certificado electrónico o digital es un documento que incluye un conjunto de datos que tienen como objetivo identificar a un firmante a través de Internet.

Se trata de un fichero digitalizado mediante el que una persona se identifica online para realizar diferentes trámites.

Su uso es muy habitual para realizar trámites en las diferentes Administraciones Públicas. Para realizar los trámites se requiere disponer de un dispositivo electrónico.

El certificado digital supone también una reducción de costes y agiliza el ritmo de trabajo, pero encuentra algunos problemas para aquellos que no están acostumbrados a las nuevas tecnologías.

Su obtención, además, requiere realizar una solicitud a alguno de los departamentos cualificados como Prestador de Servicios Cualificados.

 

 

La firma electrónica de Firmafy tiene plena validez legal

En Firmafy ofrecemos la única firma electrónica que incluye hasta 5 evidencias que garantizan la identidad del firmante y validez del documento firmado.

Cada documento firmado con Firmafy incluye una auditoría completa del proceso de firma.

Además, la forma de generar rúbricas es fácil e intuitiva.

No es necesario acudir a ningún lugar para solicitar absolutamente nada, basta con disponer de un dispositivo móvil para firmar.

Tampoco es necesario tener grandes conocimientos sobre los avances tecnológicos ni sobre Internet, su uso está adaptado a cualquier persona.

Cada vez son más empresas las que recurren y apuestan por el uso de aplicaciones de firma electrónica.

Desde Firmafy te ofrecemos diferentes tarifas que se pueden adaptar a tu modelo de negocio.

Puedes acceder a las tarifas desde nuestra página web e incluso probar a firmar de manera gratuita tu primer documento a ver qué te parece el procedimiento.

¿Te interesa lo que lees? ¿Crees que la firma electrónica podría ser la mejor opción para tu empresa? Déjanos más abajo tus comentarios, ¡nos encanta leer tus opiniones!