Firmafy - Firma electrónica para empresas
Firmafy - Firma electrónica para empresas

La desinformación siempre genera inquietud, por eso, y debido a lo desconocida que es aún la firma electrónica, existe mucho revuelo en torno a su utilización.

Hay empresas que desconfían de su validez legal, clientes que consideran que los documentos firmados de manera electrónica no se deberían usar y compañías que prefieren optar por el método de firma tradicional.

Pero, ¿realmente estas suposiciones son verdad?

A continuación, desmontamos 6 creencias erróneas sobre la firma electrónica:

 

 

1. ¿La firma electrónica carece de validez legal?

Hace unos meses una sentencia de la Audiencia Nacional de Lleida no consideró probada la identidad de una prestamista tras haber firmado un contrato de crédito mediante el sistema DocuSign.

El juez expuso que se trataba de una firma que no incluía código de seguridad OTP ni ninguna evidencia que garantizase la identidad del firmante. Esto es un tema puntual y solamente se refiere a esa forma de recoger la firma.

Firmafy se encarga de verificar en su totalidad cuál es la identidad de la persona que firma a través de 5 evidencias, por lo que cuenta con plena validez legal. 

Nuestros servicios cumplen con la normativa europea UE 910/2014 y RGPD y con todos los requisitos que son exigidos para la firma electrónica avanzada de documentos y normativa de protección de datos.

Cuando se firma de manera electrónica con Firmafy, tras cada firma se genera una auditoría completa de todo el proceso.

De esta manera, todo el procedimiento queda grabado a efectos de cualquier comprobación.

La firma digital puede ser utilizada perfectamente como prueba en un procedimiento legal y tiene exactamente la misma validez que la firma en papel.

 

 

2. ¿La firma electrónica es muy difícil de usar?

Muchas empresas y clientes creen que para firmar de manera electrónica se requiere un conocimiento muy avanzado del mundo digital. Esta suposición es totalmente errónea.

Lejos de esta creencia, la firma electrónica con Firmafy tiene un procedimiento súper sencillo, ágil y eficaz.

No es necesario disponer de certificado digital por parte de ninguno de los firmantes. Si una empresa requiere la firma de un cliente no obligará a esa persona a disponer de certificado digital. Así, se evita conocer cuál es su funcionamiento, además de evitar la compleja tarea que supone su adquisición.

Si un cliente tiene que firmar de manera electrónica, con Firmafy solo necesita estar en posesión de un dispositivo móvil. Sí, como lo lees, tu dispositivo móvil será la única herramienta requerida para firmar.

Al dispositivo móvil le llegará un enlace, simplemente habrá que hacer clic en él y firmar trazando la firma en la pantalla.

¿Y el proceso para configurar la cuenta personal? ¿Su procedimiento también es tan sencillo como el proceso de firma electrónica?

Así es. El proceso de configuración es también muy sencillo, ágil e intuitivo.

Para firmar con Firmafy es necesario crear una cuenta personal, pero a través de las distintas secciones del menú, muy bien diferenciadas, será una tarea bastante sencilla.

¿Te gustaría probar? Puedes ver cómo es el procedimiento para la primera firma electrónica con Firmafy en nuestro blog.

 

 

3. ¿La firma electrónica requiere una gran inversión por parte de la empresa?

Al tratarse de aplicaciones de pago, muchas compañías consideran que los gastos y la inversión requerida para utilizar la firma electrónica en una empresa puede suponer una cifra muy elevada.

Esto está totalmente lejos de la realidad.

Las oficinas que optan por no utilizar la firma electrónica necesitan una mayor inversión que las que optan por apostar por el mundo de la digitalización y sostenibilidad.

¿Por qué sucede esto? No debemos olvidar que las empresas que utilizan documentos en papel para cualquier tarea o actividad gastan gran parte de sus finanzas en la compra de papel, tinta o tóner, impresoras, etc.

Además, tienen que mantener en buen estado dichas impresoras para poder fotocopiar y escanear sus documentos.

Por eso, optar por la firma electrónica es más barato.

Firmafy, en su caso, ofrece diferentes tarifas a los clientes por lo que las compañías pueden optar por el plan que mejor les convenga a la hora de contratar los servicios de firma electrónica.

Dependiendo del número de envíos que necesite una empresa realizar al año, tendrá la opción de optar por uno u otro plan.

De esta manera, Firmafy se adapta a las características y circunstancias de diferentes compañías.

 

 

4. ¿Los documentos que se firman a través de firma electrónica tienen menos seguridad?

Cuando firmamos documentos en papel, normalmente estos se suelen guardar en cajas o carpetas en las oficinas durante años.

Estos documentos corren el riesgo de mojarse, quemarse ante posibles goteras o incendios, perderse e incluso ser robados.

¿Cómo evitamos estos problemas? Usando Firmafy evitamos perder los documentos.

Toda la documentación se queda guardada en la nube de manera segura y totalmente encriptada.

¿Es difícil acceder a estos documentos?

Por supuesto que al tener un sistema encriptado cualquiera no puede acceder a la información, pero el cliente al que pertenezcan los documentos los podrá encontrar desde su perfil personal de manera rápida y sencilla.

De esta manera, evitamos que los documentos se vayan desgastando con el paso del tiempo y se mantendrán siempre en condiciones óptimas.

 

 

5. ¿No se puede firmar de manera electrónica sin certificado digital?

En ocasiones, el proceso de firma se convierte en todo un quebradero de cabeza para empresas y clientes cuando se les exige estar en posesión del certificado digital para poder firmar.

Si en el momento de firma el cliente no dispone de su certificado, el proceso de firma se retrasa.

Entonces, ¿no sería más sencillo optar por firmar de manera electrónica?

Con Firmafy no es necesario disponer del certificado digital para firmar.

Como hemos comentado anteriormente, para firmar de manera válida y totalmente legal únicamente se necesita realizar el trazado de firma en la pantalla de un dispositivo móvil.

De esta manera, se agiliza muchísimo el procedimiento de firma.

 

 

6. ¿No puede existir más de un firmante por documento si se utiliza la firma electrónica?

Esta creencia es totalmente errónea. Por supuesto que pueden firmar varias personas un mismo documento.

De hecho, Firmafy tiene una opción en la que se puede elegir de manera sencilla el número de firmantes antes de proceder al envío del documento para su posterior firma.

Este factor favorece la formalización de contratos, así como la compra y venta de propiedades en todo tipo de circunstancias, independientemente de cuántas personas tengan que firmar y de que se encuentren cada una en un lugar distinto.

Puede darse el caso de que, por ejemplo, unos hijos hereden una casa familiar y cada uno de ellos se encuentre en una ciudad diferente e, incluso, en un país distinto. ¿No pueden vender entonces esa propiedad?

Con Firmafy es posible. Cada uno de los hijos puede firmar toda la documentación sin necesidad de viajar.

Recibirán un enlace para realizar el procedimiento de firma electrónica desde casa y al finalizar todo el procedimiento tendrán un documento que acredite toda la gestión realizada.

¿Lo ves? Cuando falta información los mitos comienzan a circular. Pero lejos de acercarse a la realidad, todos y cada uno de ellos son simplemente falsas creencias.

La firma electrónica con Firmafy no es más que una solución a muchos problemas y trae consigo numerosos beneficios y ventajas.

¿Conocías algún mito más? ¿Te apetecería realizar una prueba gratuita para probar el proceso de firma electrónica con Firmafy?

No olvides dejar tu comentario, ¡estamos encantados de saber cuál es tu opinión!

La firma electrónica para tu empresa