Firmafy - Firma electrónica para empresas
Firmafy - Firma electrónica para empresas
La cumbre de líderes de la COP26 ha comenzado y como cada año está dando mucho que hablar. Durante 12 días más de 120 líderes mundiales están analizando cómo debería de ser el rumbo de nuestro planeta.

¿Cuáles serán las conclusiones alcanzadas? De momento hay que esperar.

Lo que sí sabemos es que están debatiendo sobre uno de los problemas más graves ante el que se enfrenta la naturaleza: las emisiones de CO2.

Para frenar su impacto negativo, ¿habrá sanciones para las empresas que superen las emisiones de CO2? La ONU ha pedido castigar a las compañías que más efectos contaminantes tengan para la naturaleza como método principal para frenar el cambio climático.

 

¿Por qué están las empresas en el punto de mira de la ONU?

Los objetivos establecidos en las compañías hasta el momento no son suficientes. La ONU considera fundamental implantar más medidas y más restricciones para minimizar los efectos negativos provocados por el cambio climático.

¿Quiénes son los principales actores contaminantes? La ONU ha calificado de negativa la actuación de algunas grandes compañías, quienes lejos de fomentar una disminución de la contaminación no cesan en sus emisiones de gases contaminantes y superan los límites establecidos.

En España, existen empresas que producen más de 50 millones de toneladas anuales de CO2.

Por eso, la ONU establecerá un grupo de expertos para analizar los compromisos de emisiones cero y pide sancionar a las empresas que no cumplan con sus objetivos de limitar las emisiones de CO2. 

Todos los países tendrán que reducir las emisiones de CO2 en al menos un 45% para el año 2030

El fin principal de la ONU es minimizar las emisiones de CO2 en un alto porcentaje para el año 2030.

Como comentamos en nuestro post Todas las empresas tendrán que pasar un scoring sobre su sostenibilidad, cada vez son más las medidas a tener en cuenta por parte de las organizaciones.

Dado que las personas, en la actualidad, son más conscientes de la necesidad de impulsar acciones y actividades sostenibles en nuestro entorno, a la hora de invertir o de utilizar los servicios de una empresa, la balanza se decantará por aquellas organizaciones sostenibles.

Ya no es suficiente ofrecer un buen servicio, ese servicio tendrá que ser eficiente, innovador y responsable con la consecución de las ODS.

La ONU pide implantar mejoras en las empresas para evitar el aumento de las temperaturas

En el Acuerdo de París sobre el cambio climático en el año 2015 se llegó a un acuerdo en el que todos los países implantarían medidas con el fin de limitar el calentamiento mundial y evitar que la temperatura global superase los 2 grados.

Se está trabajando en ello, pero las actividades realizadas, como comentamos, aún no son suficientes. Los desastres ya se están produciendo, el problema es que podrían ser aún peores en un futuro próximo.

Si el planeta se calentara más de 2 grados se producirían inundaciones, incendios forestales, huracanes, sequías prolongadas y otras catástrofes naturales que provocarían la pérdida de los ecosistemas.

Desde la ONU ya han destacado que, de seguir en esta línea, el planeta estaría dirigiéndose a un aumento de las temperaturas de 2,7 grados a finales de siglo.

Hay que revisar cuáles están siendo los progresos desde el Acuerdo de París de 2015 para estudiar qué posibles mejoras podrían integrarse en los diferentes países.

El mercado de comercio de emisiones de CO2 de la UE tendrá medidas más estrictas y restrictivas

Desde el año 2005 la Unión Europea cuenta con un mercado de comercio de emisiones de CO2. Cada país especifica una cesta de emisiones de gases de efecto invernadero.

Así, las empresas tienen unos “permisos” de emisión para determinados períodos.

Las organizaciones pueden comprar derechos de establecimientos con un exceso de permisos, es decir, pueden comercializar entre las diferentes instalaciones según sus necesidades.

Este mercado de comercio de emisiones de CO2 será cada vez más estricto para forzar la reducción de la emisiones.

Al final de cada año, las instalaciones tendrán que especificar en qué han cubierto sus emisiones. Si no son capaces de indicar en qué, se le impondrán sanciones.

La pandemia dio un respiro a la naturaleza

En el año 2020 las emisiones de CO2 disminuyeron considerablemente. La pandemia demostró que la naturaleza es capaz de recuperarse rápidamente si cesa la actividad humana.

Mientras todos permanecíamos en casa, sin usar medios de transporte y sin actividad en las empresas, la calidad del aire mejoró y el nivel de contaminación descendió.

Es fundamental tener en cuenta este suceso y no olvidar que aún estamos a tiempo de enmendar nuestros errores.

Los recursos naturales son limitados, están escaseando, pero aún podemos detener su uso masivo y provocar su recuperación.

La firma electrónica para tu empresa

 

¿Podría influir la cultura paperless en una mejora del cambio climático?

Debido a la tala masiva de árboles se está destruyendo el hábitat de millones de especies. Un 70% de animales y plantas que habitan en nuestro planeta no pueden sobrevivir a la deforestación. Además, la deforestación es un factor que influye a su vez en el cambio climático.

Es fundamental generar medidas sostenibles que eviten la deforestación y limiten el uso de los recursos naturales.

Por ejemplo, abandonar el uso de papel es una actividad que podría implantarse en todas las empresas y que tendría efectos muy beneficiosos para nuestro entorno.

¿Es sencillo abogar por la cultura paperless? Por supuesto que sí.

Estamos en un momento en el que la digitalización está a la orden del día y esto favorece la eliminación del uso de papel.

Todos los procesos se pueden hacer utilizando móviles, ordenadores o tablets.

La transformación digital ha llegado para quedarse y para apostar por mejorar la calidad de vida. A

demás, el teletrabajo también se ha instalado como una de las propuestas para minimizar las emisiones contaminantes.

Los trabajadores que pueden realizar sus tareas desde casa se olvidan del uso de coche para acceder hasta su puesto de trabajo.

Esto provoca una disminución de las emisiones, ya que el uso de automóviles es uno de los principales factores que más emisiones contaminantes producen.

 

 

Las empresas que quieran subsistir tendrán que invertir en tecnologías limpias

La necesidad de recortar y disminuir las emisiones de CO2 fomenta que las empresas tengan que invertir en otro tipo de tecnologías.

Es fundamental alinear los objetivos de cada empresa con los de la ONU y las ODS.

Analizar el mercado, proponer estrategias e implantar medidas sostenibles son el punto de partida de las empresas en la actualidad.

Firmafy es una oportunidad sostenible a la que se puede acoger tu empresa.

Con el uso de la firma electrónica podrás olvidarte del uso de papel y se eliminarán todo tipo de desplazamientos.

Si necesitas firmar un contrato o rellenar cualquier tipo de documento, tanto el cliente como la empresa solo deben de estar en posesión de un teléfono móvil.

La firma se realiza de manera muy rápida y sencilla y en tan solo unos breves pasos.

Te animamos a acceder a una prueba gratuita para conocer cuáles son las ventajas que ofrece la firma electrónica.

Además, la firma electrónica de Firmafy permite firmar un PDF sin tenerlo que imprimir, por lo que se agiliza muchísimo el ritmo de trabajo.

Este puede ser el primer paso para digitalizar tus procesos de trabajo y para ponerte en cabeza en cuanto a la disminución de las emisiones de CO2.

¿Aún tienes dudas? Puedes leer nuestro post 6 creencias erróneas sobre la firma electrónica donde desmotamos algunos falsos mitos que circulan en torno a su utilización.

¿Crees que ha llegado el momento de unirte a la revolución industrial sostenible? Déjanos más abajo tus comentarios. ¡Nos encanta leerte!